El arte de repeler un ataque sin moverse.

Publicado: viernes, 27 de octubre, 2006

Con el yoga y, especialmente, el T’ai Chi también llegaron a Occidente dos artes marciales muy especiales: el Kun Fu y el Aikido. Ambas escuelas de combate consideran que el T’ai Chi es un antecedente de estas prácticas. Pero lo que las hicieron populares entre los seguidores de la Nueva Era, fue su filosofía y que su práctica requería una conexión especial con el cuerpo a través de la meditación. Así, en las escuelas de Kun Fu no nos debe extrañar que sus discípulos, antes de iniciarse en el arte de combatir, tengan que seguir una especial enseñanza espiritual y meditativa.