Luces En La Oscuridad

Cultura sexual.

El sexo frustrado, reprimido, incorrectamente ejercido e insatisfecho, es una fuente de conflictos neuropsíquicos. Ahí están los estudios científicos de Freud: neurosis obsesivas, ideas sexuales fijas, neurosis fóbicas, miedos patológicos al sexo, reacciones histéricas, complejos de culpabilidad sexual irracional, manías purificatorias; el sexo como mancha moral, como suciedad espiritual, como motivo de horrores infernales; el sexo como necesidad compulsiva de confesarse, sin quedar nunca en paz. Hay algunos mecanismos compensatorios de los placeres sexuales no disfrutados. Pueden ser los placeres gastronómicos excesivos. ¿Por qué la iglesia no prohibe a sus sacerdotes célibes participar en grandes banquetes, comer manjares exquisitos y carísimos? ¿Por qué esto no es pecado? ¿Por qué, en cambio, les está prohibida una masturbación, un placer autoerótico?

Salir de la versión móvil