Logopèdia.

Publicado: martes, 3 de abril, 2007

El lenguaje oral y el escrito están íntimamente relacionados. Esto puede llevar a que, si el niño no domina el habla, fracase a la hora de aprender a escribir. Se escribe según se habla, de ahí que cualquier trastorno en la oralidad sea uno de los motivos principales del retraso escolar. Pero también hay personas adultas que pronuncian algunas letras con dificultad, como la erre y la elle. Mediante un tratamiento sencillo y breve el logopeda puede corregir estas alteraciones del habla y devolver la correcta sonoridad a la palabra.