Las Disciplinas Contemporáneas.

Publicado: jueves, 18 de enero, 2007

“La humanidad renacentista inicia una carrera hacia el mecanicismo y la lógica racional, que se intensifica a partir del siglo XVIII, separándose del conocimiento oscurantista y mágico de la Edad Media y provocando, sin lugar a dudas, los más espectaculares cambios de toda la historia”. Esther M. Ibars en el prólogo de “La búsqueda del águila” de Fred Alan Wolf. Ya afianzados en el tercer milenio hablar de hermetismo y alquimia parece completamente desfasado, sin embargo, los alquimistas y hermetistas siguen existiendo. Algunos siguen trabajando a la vieja usanza con sus laboratorios llenos de matraces, hornos y otras herramientas características. Sólo ha habido un ligero cambio, ahora se valen de la electricidad y de otros métodos modernos para alcanzar grandes temperaturas, pero el proceso sigue siendo el mismo, y los elementos también. Quizá el nuevo hermetismo y la nueva alquimia tengamos que buscarla en otro lugar, en los grandes laboratorios de física y química cuántica, donde cientos de hombres trabajan en equipo junto a grandes aceleradores de partículas. Nunca los antiguos alquimistas imaginaron que podrían trabajar con elementos tan pequeños, para ellos hablar de átomos ya era tratar con lo más infinitamente diminuto de la naturaleza, sin embargo, los físicos cuánticos han llegado a profundizar dentro de los átomos y electrones y descubrir cientos de partículas que forman parte de un universo muy peculiar.