Fosfenismo.

Publicado: lunes, 19 de marzo, 2007

Contemplar con fascinación el fuego que se desprende de una chimenea, los destellos de luz originarios de los fuegos artificiales, o simplemente trascender en el pensamiento a través de la llama de una simple vela, repercuten en la mayoría de los casos, una sensación de libertad y vacío en nuestra mente, así como un estado de relajación y paz interior.